Estilo de vida

Sus gustos culinarios, sus bebidas favoritas y sus preferencias en cuanto a vestimenta, complementos incluidos

Comida

En la novela Casino Royale, Bond explica que el hecho de ser soltero y, especialmente, su meticulosidad en todo lo que hace, son los principales motivos que le hacen ser tan particular en las comidas.

Active ImageLos huevos revueltos son su plato preferido en las novelas, mientras que sus preferencias culinarias en el cine tienen el máximo exponente en el caviar Royal Beluga, concretamente el procedente del norte del Caspio y mezclado con yema de huevo.

Su comida del día preferida es el desayuno. Cuando se encuentra en Londres, toma un huevo hervido durante 3'20'' exactamente. Según Fleming, en Inglaterra Bond se alimenta de lenguado a la parrilla, huevos de gallina y roast beef con ensalada de patatas. También le gustan las colas de langosta gratinadas, las croquetas de Lucio, y el foie gras. El mejor banquete de su vida transcurre en Goldfinger tomando cangrejos con mantequilla derretida y champán. Y en Diamantes para la eternidad confiesa a Tiffany Case que su idea de una chica que se le parezca es aquella que sabe hacer tan bien la salsa bernaise como el amor.

La principal diferencia entre novelas y cine, es que en el primer caso Bond es alguien que disfruta comiendo bien y de forma saludable. No obstante, en las películas se convierte en un gourmet que encima aprovecha para alardear de sus conocimientos. Sirva de ejemplo su interés en mostrar a M su máquina de café expreso en Vive y deja morir, la elaboración de una quiche en Panorama para matar o, incluso, reconocer un agente de SPECTRA en Desde Rusia con amor por el hecho de pedir vino tinto con pescado.

Bebida

Aunque beber relaja a Bond, nunca toma más de una copa antes de cenar. Eso si, la que tome debe ser grande, fuerte y muy bien hecha.

Active Image           Active Image

Para acompañar el caviar prefiere un Don Perignon del 46 en las novelas, o un Don Perignon del 53 por encima de los 38º Fahrenheit (3º C) en el cine. Aparte del café turco servido no muy dulce, Bond digiere numerosas bebidas, todas ellas alcohólicas, aunque odia el té y prefiere el Martini seco con vodka, agitado, no removido, y acompañado por una corteza de limón.

Active ImageTanto en la novela como en la película Casino Royale, 007 bautizará su martini con vodka con el nombre de Vesper, en referencia a una agente doble llamada Vesper Lynd. Mientras que Henderson, en Sólo se vive dos veces, le servirá la bebida preparada justo al revés.

Existen distintas teorías alrededor de la elaboración "agitada, no removida" del martini de Bond. Andrew Lycett, biografo de Fleming, afirma que éste consideraba que remover puede disminuir los sabores respecto el agitado. Por otro lado, se sabe que el martini agitado estará más frio que removido, básico para que el sabor sea el corrrecto.

Sus vinos favoritos son: Rothschild del 47 y Pesporter Goldtropfecench del 53. En cuanto al champán, sus preferencias se centran en el Taittinger, el Bollinger y el Dom Perignon del 53.

Obviamente las bebidas desean enfatizar los lugares exóticos a los que viaja Bond. Así suele tomar bebidas típicas locales, como es el caso del Raki Turco o el Sake Japonés a 98,4º Fahrenheit (36,8º C), mientras que a veces se trata de algo más general, como beber bourbon en el Hemisferio Oeste, o wisky escocés en el Este. En la novela corta Risico, la bebida Alexander sirve como señal de reconocimiento entre distintos agentes.

La gran pantalla reducirá considerablemente el consumo de alcohol respecto las novelas y a lo largo de sus distintas aventuras cinematográficas, para acabar echando sorbitos de alguna botella de vodka Smirnoff o champán Bollinger R.D. La complejidad de las mismas también se reducirá, convirtiendo el martini medio seco con piel de limón de Agente 007 contra el Dr. No en un simple martini con vodka agitado, no removido, de Pierce Brosnan. Igualmente, la enfatización del lugar exótico con la bebida pierde su sentido y Bond toma martini, champán o whisky independientemente de su ubicación.

A modo estadístico, si tenemos en cuenta las novelas de Fleming más sus adaptaciones cinematográficas, se han servido 345 bebidas desde Casino Royale hasta El mundo nunca es suficiente. 244 en las novelas, y 101 en el cine.

A modo anecdótico, un estudio a cargo de la Universidad de Western Ontario, demuestra recientemente que, sacudido en coctelera (y no removido), el combinado de Martini y ginebra refuerza sus propiedades antioxidantes de forma que se reducen los riesgos de enfermedades cardiovasculares y de ataques cerebrales.

Tabaco

En sus orígenes literarios y cinematográficos, Bond fumaba una media de 60-70 cigarrilos diarios sin filtro. Desde su adolescencia utilizaba una combinación de tabaco turco y balcánico preparado en exclusiva por Morland's, en el nº83 de Grosvenor Street, y adornados con tres aros dorados. Posteriormente pasó a fumar Senior Service. No obstante, las novelas nos dicen que no rechazaba algunas marcas como Chesterfield King o Lucky Strike en América, Laurens Jaune en Francia, Royal BlChesend en Jamaica, Shinsei en Japón, Diplomates en Turquía o Duke de Durham King Size con filtro.

No obstante, con el paso de los años y la voluntad de hacer de Bond un personaje politicamente correcto, éste abandonó su consumo de tabaco en Goldeneye, donde Pierce Brosnan optó por no fumar en una escena preparada al respecto a sabiendas de la influencia que el personaje puede ejercer.

Active ImageLos puros Romeo y Julieta son un elemento que aparece puntualmente a lo largo de las películas. En Operación Trueno 007 recibirá un gadget de Q escondido en una funda de puros de esta marca. En la secuencia pretitulos de El mundo nunca es suficiente una chica le ofrecerá la posibilidad de fumarlo, aunque las cosas acabarán torciéndose. No será hasta Muere otro día que veremos a Brosnan fumar un Delectados Cubano. 

Ropa

El azul oscuro es su color favorito. En las primeras películas lleva trajes no cruzados con camisa blanca y una delgada corbata de punto de seda negra, más adelante opta por el traje de chaqueta gris, con camisa blanca y corbata azul celeste. Algunas veces lleva un traje de pata de gallo blanco y negro. Por la noche, cuando va al casino, siempre lleva smoking y cuando viste más informal lo hace con camisa negra y sin corbata.

Bond compra sus camisas y corbatas desde 1962 en Turnbull & Asser, una casa británica que ha vestido al Príncipe Carlos y al Primer Ministro Churchill, creadores del doble puño de sus camisas que esconde dos botones.

Al principio adquiere sus zapatos en Church’s y más adelante se inclina por el modelo Luffield de los tradicionales zapateros ingleses John Lobb.

Active Image                            Active Image

                          Church                                                                    John Lobb

Sus trajes proceden de la compañía italiana Brioni aunque, eso sí, hechos especialmente para él. Con la segunda aparición de Daniel Craig la marca que firmará sus trajes será la liderada por Tom Ford.

Las camisetas, la ropa interior y los polos azul marino, de corte retro y estrechos son de la marca inglesa Sunspel.

El bañador se adapta a los tiempos y el 007 de Craig opta por un slip azul claro de GrigioPerla, la línea masculina de la firma de lencería italiana La Perla.

Complementos

Si nos fijamos en los complementos, el reloj Omega Seamaster se establece como un clásico desde "Goldeneye" y las gafas de sol utilizadas son unas Persol. Concretamente en "Casino Royale", James Bond luce dos pares de gafas Persol: al principio de la película, Bond aparece con unas Persol con montura metálica, las Persol 2244; en la segunda parte de la historia, James cambia a unas Persol 2720 con montura de carey.

La cartera es de la artesanal y muy inglesa Swaine Adeney Briggs.

¡Comparte este artículo!