Familia Broccoli

La saga familiar de los productores de las películas Bond, encabezados por Albert R "Cubby" Broccoli


Albert R. 'CUBBY' Broccoli


Albert Romolo Broccoli nació el 5 de abril de 1909 en el seno de una familia granjera Italo-americana de Long Island (Nueva York). Sus padres, Christina y Giovanni Broccoli, eran inmigrantes de Calabria (Italia).

De joven, Broccoli vendía frutas y verduras en verano y árboles de navidad en invierno utilizando tenderetes ambulantes en Nueva York, todo producido en la granja de los Broccoli. Por cierto, se cree que el nombre de Broccoli viene del S. XVIII cuando los antepasados de Albert cruzaron la coliflor con los guisantes para crear la popular verdura.

Tras la muerte de su padre, la familia se traslada al sur de Florida pero Albert prefirió quedarse cerca de casa, trasladándose a Queens (Nueva York) con su abuela donde conseguiría un trabajo en una farmacia y más tarde como fabricante de féretros en una funeraria.

A Broccoli se le ha llamado afectuosamente "Cubby" desde siempre, debido a su apariencia física parecida al popular personaje de dibujos animados Abie Kabibble, y el apodo siguió con él hasta los días de productor. La primera vez que alguien le llamó Cubby fue Pat DiCaicco, su primo.

El primer contacto de Cubby con Hollywood fue cuando visitó a su primo Pat, un agente de cine con probables conexiones con la mafia, que trabajaba en Los Angeles. Mientras estaba en la Costa Oeste, Cubby tuvo la oportunidad de ver el rodaje de "The Outlaw" (El Forajido). En plató, Broccoli se encontraría por primera vez con el millonario excéntrico Howard Hughes, que estaba financiando la película. En ese momento, Hughes había despedido a su director Howard Hawks y estaba dirigiendo el proyecto él mismo. Cuando le presentaron a Broccoli, le invitaron a regresar al día siguiente, esta vez con un puesto pagado entre el equipo. Cubby y Hughes forjarían una amistad para toda la vida y en el plató del western de 1941, Broccoli aprendió a amar para siempre a la industria del cine.

Active Image

DiCaicco intentó convencer a Broccoli para que se trasladara a vivir a Los Angeles permanentemente encontrándose para cenar varias veces con su primo, y presentando a Cubby a una ilustre era de caras de Hollywood, incluyendo a Randolf Scott, Carry Grant y Bob Hope. Pero por ahora, Cubby debía atender sus necesidades financieras y pronto tuvo que regresar a casa en Nueva York, tomando un trabajo como vendedor de productos de belleza.

La oportunidad de regresar a Hollywood se le presentó a Cubby con un golpe de suerte en las apuestas de caballos junto a su amigo Bob Howard, el millonario de las carreras de caballos. En un verdadero golpe de suerte, Cubby ganó lo suficiente para dejar su trabajo de puerta a puerta y trasladarse a Los Angeles. Cuando empezó la Segunda Guerra Mundial, Cubby estaba contratado por la 20th Century Fox como Ayudante de Dirección (uno de los muchos contactos de DiCaicco era el presidente de la compañía de cine, Joseph Skak).

En 1940, Broccoli se casó con Gloria Blondell, actriz y hermana de Joan Blondell, a la que había conocido en su nuevo ambiente social. Poco después de la boda, Cubby fue llamado para luchar en el Ejército Americano tras los sucesos de Pearl Harbour. Broccoli sirvió en las fuerzas durante cuatro años (1941-45) antes de regresar a Los Angeles donde encontró que su matrimonio se había enfriado. La pareja se divorció en 1945 pero muchos dicen que continuaron siendo buenos amigos.

Ansioso por regresar al negocio de las películas, Broccoli le pidió un favor a su primo y consiguió el puesto de Director de Producción en la película Avalancha (1946) de Irving Allen. La película tuvo una recepción mediocre entre la crítica y la audiencia aunque significó el regreso a escena de Broccoli tras la ausencia forzosa y lo que es más importante, a Broccoli le presentaron al productor/director Polaco Irving Allen. Cubby forjaría una exitosa relación laboral con Allen y con la ayuda de algunos de sus amigos del momento, incluyendo a Charles K. Feldman (productor de Casino Royale de 1967) y por supuesto su primo Pat, Broccoli se asoció con Allen para producir películas.

Allan y Broccoli fundaron una compañía llamada Warwick Productions. La compañía se trasladó al Reino Unido donde el gobierno estaba ofreciendo facilidades para producir películas de alto presupuesto y firmaron un contrato para que sus películas fueran distribuidas por uno de los "pequeños tres" distribuidores de Hollywood, Columbia, en los días en que era independiente. Había otros beneficios financieros para llevar sus producciones a Inglaterra, pero la principal era que los actores y otros miembros del equipo de producción estaban menos respaldados por los sindicatos y, por tanto, los sueldos eran más bajos.

Los productores asociados trabajaron juntos por primera vez en la película de 1953 "The Red Beret" (llamada "Paratrooper" en Estados Unidos), una película de guerra para la que contrataron al nuevo director, Terence Young. Young elaboró un reparto compuesto por Alan Ladd, que firmó con Warwick Productions tras una serie de desaveniencias con su viejo estudio, la Paramount. La película tuvo un éxito financiero razonable recaudando 8 millones de dólares en taquilla con unos costes de producción de 700.000 dólares. Albert Broccoli se convirtió rapidamente en un productor en ciernes.

En 1951 Broccoli conoció y se casó con su segunda esposa, Nedra Clarke que le acompañó al Reino Unido para rodar su película. La pareja adoptó su primer hijo, Tony, y en 1958 Clarke dio a luz al segundo hijo de Broccoli, su hija Tina. Ese mismo año Nedra se puso enferma y debido a complicaciones de la enfermedad murió.

A pesar de los ajetreados eventos familiares, Broccoli produjo dieciséis películas entre 1953 y 1958, incluyendo "Hell Below Zero" (1954) y "The Black Knight" (1954), ambas protagonizadas por Ladd y más tarde "Safari" (1956) y "Interpol" (1957).

En 1957 Broccoli leyó de nuevo la quinta aventura de James Bond de Ian Fleming, “Desde Rusia con amor” y mientras cuidaba de su esposa que había enfermado, consideró la posibilidad de llevar la aventura de Bond a la pantalla. Nedra y Cubby regresaron a los Estados Unidos durante los últimos meses de vida de ella, y mientras estaba allí Broccoli se informó sobre la disponibilidad de los derechos de Bond. Al principio se decepcionó al oir que había otra parte interesada en llevar a Bond a la gran pantalla, y por un tiempo pensó poco en ello.

En 1959, Broccoli se casó con Dana Natol actriz y novelista por derecho propio. Cubby acogió al adolescente hijo de Dana, Michael G. Wilson, como si fuear suyo y juntos tuvieron a Barbara Broccoli.

Como la asociación Broccoli-Allan iba a menos y Cubby necesitaba un nuevo proyecto y una nueva productora, se reunió con Wolf Mankowitz, amigo y dramaturgo Británico. Durante el encuentro Wolf le explicó que conocía a la otra parte interesada en Bond y que era un productor Canadiense llamado Harry Saltzman.

Active Image
.Ian Fleming, Harry Saltzman y Albert R. Broccoli

Mankowitz arregló un encuentro entre sus dos amigos y en vez de competir por los derechos del elegante agente, formaron una nueva productora. Danjaq (una mezcla de Dana y Jacqueline, esposas de Broccoli y Saltzman) sería la empresa holding que ostentaría los derechos legales de 007 y sus aventuras mientras que EON Productions dirigida por Broccoli y Saltzman se encargarían de lo producción de las películas de James Bond.

Para producir su primera película Bond, Cubby y Harry necesitaban una buena financiación. Ambos recorrieron estudios y distribuidoras que parecieran preparados para poner su nombre en una aventura de 007. Los libros eran grandes éxitos pero se necesitaba un gran ejercicio de introspección para saber si las películas también lo serían. United Artists, una división de la MGM, aceptó respaldar la producción de Agente 007 contra el Dr. No con un presupuesto de 1 millón de dólares. Bond empezó a producirse en 1961 y llegó a la pantalla un año más tarde bajo la guía de confianza del viejo colega de Broccoli, Terence Young y el joven actor Escocés que interpretaría a Bond: Sean Connery. La película demostró ser un gran éxito y supuso la base de una asociación de nueve películas entre Broccoli y Saltzman. 

Broccoli y Saltzman tuvieron la suerte y el acierto de atraer a la experiencia y al talento personificadas en Terence Young, Bob Simmons y Ken Adam a las películas Bond films y todo mientras sabían exactamente que dar a la audiencia, una y otra vez.

Al año siguiente, Broccoli y Saltzman producirían la única película al margen de Bond bajo el nombre de EON Productions. Originariamente, el acuerdo alcanzado con la United Artists especificaba que se haría una película Bond y otra no Bond por año. Esto pronto se dejaría de lado, sin embargo, la película que llegó a la pantalla fue "Call Me Bwana". Rodada en gran parte en África y encabezada por Bob Hope, a quien Broccoli había conocido casi 20 años antes como junior, "Bwana" fue única para EON.

Durante las primeras nueve películas Bond, el equipo de Bond hizo películas inmensamente exitosas y Broccoli y Saltzman vieron la transición de Sean Connery a George Lazenby, el regreso de Sean Connery y la llegada de Roger Moore como nuevo 007. Durante la producción de Vive y deja morir y El hombre de la pistola de oro, Saltzman empezó a preocuparse por la caida de sus acciones e inversiones llegando al punto de no poder seguir manteniendo su participación en EON Productions. Cuando Roger Moore hacía su segunda aparición como 007, Saltzman estaba en bancarrota.

Broccoli compró las acciones de Saltzman y se hizo con el control de EON Productions. Preparó con estilo su primera película Bond en solitario, La espía que me amó (1977), demostrando que Broccoli era un productor más que capaz, un líder experto y un jefe amigable al que todos querían. Uno de los mayores retos de Broccoli se planteó en esta producción: la necesidad de un final fantástico y un plató donde rodarlo.

La película precisaba un espacio que permitiera mostrar tres submarinos nucleares a escala real y que Bond y sus enemigos pudieran librar una gran batalla. En toda Europa no existía un plató que pudiera dar cabida al scenario imaginado por Ken Adam y su equipo. En vez de rechazar el plan, Cubby dedicó tiempo y energía a buscar el major emplazamiento para construir un plató en los Pinewood Studios. Llamado “007 Stage” (y más tarde “Albert R. Broccoli Stage” en su memoria), el gigantesco estudio situado en Buckinghamshire (Reino Unido) es otra de las espectaculares contribuciones de Cubby al cine.

Active Image
Construcción del "007 Stage", ahora "Albert R. Broccoli Stage"

En 1982 los logros conseguidos por Broccoli en el cine fueron reconocidos por la Academia cuando le concedieron el “Premio Irving G. Thalberg”, un prestigioso premio a los productores que contribuyen con películas de alta calidad. No solo Cubby, sino también otros fantásticos y nada menospreciables productores han obtenido este premio, incluyendo Alfred Hitchcock y Walt Disney.

En 1990 Broccoli dejó su puesto como productor ejecutivo de películas Bond, tras completar 007: Licencia para matar. Aunque ahora es un clásico muy querido entre los fans, la 16ª película Bond de Broccoli no consiguió el éxito de taquilla que 007 solía alcanzar. A pesar de este ligero contratiempo, el legado de las películas Bond había sido llevado con brillantez por Cubby durante más de 28 años.

En 1995 la demorada Goldeneye vió como Michael G. Wilson y Barbara Broccoli, que ya habían trabajado en la serie desde los años 80, tomaban el relevo como coproductores. Cubby no pudo desentenderse del todo y supervisó la producción de Goldeneye en calidad de productor consultor sin aparecer en los créditos.

Al final de su vida, Cubby descubrió otra pasión, las carreras de caballos, el juego que le había llevado a Hollywood en los años 40. Broccoli compró un caballo al que llamó Brocco, que ganó la Breader's Cup en 1993.

Albert R. "Cubby" Broccoli murió en su casa de Beverly Hills (Estados Unidos) el 27 de Junio de 1996 a la edad de 87 años. El veterano productor sufrió un ataque de corazón. Recibió entierro Católico al que asistieron Desmond Llewelyn y Timothy Dalton para citar solo a un par de nombres de la enorme familia Bond que le rindió homenaje.

La producción de 1997 El mañana nunca muere está dedicada a la memoria de Cubby Broccoli.
 

Dana Broccoli  

Dana Natol, su nombre de soltera, nació en Nueva York en el año 1922. Aunque su nombre no aparece en las películas de James Bond, como esposa de Cubby Broccoli, Dana siempre ha tenido un importante influencia detrás de las cámaras. De hecho, Cubby siempre decía que su esposa era quien le había persuadido para que Sean Connery interpretara a 007 por primera vez.

Dana, una guionista y dramaturgo con talento, decidió desde pequeña ser actriz y asistió a la Academia de Artes Dramáticas de Cecil Clovelly en Carnegie Hall (Nueva York). Aquí conoció a su primer marido, Lewis Wilson, el primer actor en interpretar a Batman. En 1942 tuvo a su primer hijo,, Michael, y tres años más tarde se trasladaron a California.

Tras separarse de Wilson, se trasladó a Beverly Hills para convertirse en guionista, trabajo a través del que encontró de nuevo a Albert R. "Cubby" Broccoli, ya que, de hecho, la pareja se había visto por primera vez en 1947 cuando Albert trabajaba como vendedor ambulante de árboles de Navidad para conseguir dinero extra. En 1959, al poco de reencontrarse, se casaron. Y al año siguiente nació su hija Dana.

 

Active Image
Albert R. Broccoli y Dana


A parte de sus colaboraciones detrás de las cámaras, Dana publicó dos novelas, Scenario for Murder y Florinda, que al final sería adaptada a un musical, La Cava, que se estrenó en Londres en el año 2000.

Dana estaba convencida de que la clave del éxito junto a Cubby Broccoli era la unidad familiar. Durante sus últimos años, Dana fue especialmente conocida por su generosidad en la donación de dinero a organizaciones caritativas. Estuvo al mando de Danjaq protegiendo los intereses de la franquicia Bond hasta su propia muerte en el año 2004.



Michael G. Wilson

Active ImageHijastro de Cubby e hijo de Dana, Michael nunca tuvo la intención de involucrarse en el equipo de las películas de Bond. De hecho, al principio su más cercana relación con el personaje fue el doblaje de un guarda Coreano en James Bond contra Goldfinger. Llegó a ser un importante abogado especializado en casos de impuestos.

Irónicamente, fueron estos conocimientos quienes llevaron a Cubby a preguntarle que los pusiera temporalmente al servicio de Eon Productions. Su asignación temporal se convirtió en una carrera permanente involucrándose de forma activa cuando Cubby y Harry Saltzman se separaron a mediados de los años 70.

Posteriormente mostró un activo interés en la producción de las películas, y fue asistente de productor en Laespía que me amó. Luego fue productor ejecutivo en Moonraker, Sólo para sus ojos y Octopussy. A partir de Panorama para matar se convirtió en socio y productor de Cubby, rol que desempeñaría hasta Licencia para matar.

Como saben los fans de 007. su talento también se extendió en el campo de la escritura co-realizando, junto con Richard Maibaum, los guiones de Sólo para sus ojos, Octopussy, Panorama para matar, 007: Alta tensión y Licencia para matar.

Juntamente con Barbara Broccoli produce las nuevas aventuras de Bond en las que suele realizar cameos.


Barbara Broccoli


Active ImageJames Bond siempre ha sido una parte muy importante de la vida y carrera de Barbara. Era dificil escapar de su destino siendo hija de Cubby y Dana. Graduada en la Loyola University de Los Angeles, donde obtuvo la carrera de comunicaciones en películas y televisión, Barbara ha sido una contribuidora durante largo tiempo en las series de 007.

Una presencia popular en la preparación de las películas, se ha ganado la reputación de tomarse sus responsabilidades muy seriamente y aceptar los encargos más desafiantes. Sirvió como asistente del director en Octopussy y Panorama para matar y como asociada al productor en 007: Alta tensión y Licencia para matar para la que supervisó la increible persecución de camiones cisterna final. Produce las películas conjuntamente con Wilson desde Goldeneye.

Actualmente Barbara produce las películas Bond junto a su hermanastro Michael y tiene su propia productora independiente, Astoria Productions, que produjo la aclamada película Crime Of the Century, en la que se detallaba el importante caso de secuestro del hijo de Charles Lindbergh.  

 

¡Comparte este artículo!