Licencia para matar | Top Secret

Las curiosidades y los secretos mejor guardados de la décimo sexta aventura oficial de James Bond

Licencia para matar es la primera película que no lleva el nombre de una novela de Fleming.

Cuando Sanchez dispara a Bond con ametralladora cerca del tanque de gasolina, las balas que rebotan en el tanque suenan como la melodía del tema de James Bond, efecto que se consiguió añadiendo la pista de audio posteriormente. Debido a las explosiones y otros ruidos abientales es difícil apreciarlo, por ello incluimos el siguiente archivo de audio que elimina dichos ruidos: Escuchar online

La mansión de Sanchez se filmó en Acapulco.

Sanchez y el agente de color de la DEA también aparecen juntos como agentes del FBI en La jungla de cristal (Die Hard, 1987)

El personaje de Krest aparece originariamente en el relato corto de Fleming La rareza de Hildebrand, disponible en formato cómic, en dos versiones distintas, dentro de nuestro apartado dedicado a los cómics.

En uno de los fotocromos promocionales, Lupe Lamora está leyendo un libro que resulta ser The Price of Power: Kissinger in the Nixon White House (1983), de Seymour M. Hersh, en el cual este periodista político pinta al ex secretario de Estado como “criminal de guerra”. La lectura de este libro es un detalle sutil que muestra al personaje como una persona inteligente y con inquietudes.

Mullens, uno de los dos agentes de la DEA, estaba interpretado por Rafer Johnson, que fue medalla de oro Olímpico en el decathlon de 1964.

007 se refiere a Pam Bouvier como Srta. Kennedy cuando llega a ciudad de Isthmus. Esto es una referencia a la exprimera dama Jacqueline Bouvier Kennedy, cuyo esposo el Presidente John F. Kennedy era fan de la novela Desde Rusia con amor de Ian Fleming, a quien conoció personalmente.

La secuencia final de la persecución de camiones estuvo rodeada de algunos "hechos inexplicables". Entre todos destaca una mano de fuego (arriba) que el fotógrafo responsable de realizar instantáneas del rodaje capturó en el momento de hacer explotar uno de los camiones. Esta mano no aparece en la película, pero puede verse en la autobriografía de John Glen y en el reportaje Inside Licence to Kill.

¡Comparte este artículo!