Licencia para matar (Vehículos)

Los vehículos más espectaculares aparecidos en la décimo sexta aventura oficial de James Bond

Camión cisterna Kenworth

 Sanchez utiliza estos vehículos para transportar drogas ilegales en formato líquido como si fueran parte de un envio de gasolina. Cuando los transportistas han llegado a su lugar de destino final, Sanchez proporciona el proceso para separar las drogas de la gasolina y solidificarlas para su posterior revenda. La secuencia de persecución climáica de la película nos lleva a Bond conduciendo un camión cisterna mientras persigue a Sanchez y esquiva disparos de ametralladora y misiles Stinger.

El trabajo de los especialistas en esta escena es realmente impresionante, ya que Bond conduce un camión cisterna realmente sobre dos ruedas. La escena culmina con Bond y Sanchez luchando a muerte ferozmente encima de uno de estos camiones - otra secuencia bien interpretada que genera una buena cantidad de suspense.

Wavekrest

 El barco de Milton Krest, aparentemente de investigación marina, es en realidad una tapadera para enormes transacciones de droga.

Desde el Wavekrest, Krest lleva a cabo la compra-venta de narcóticos ilícitos, utilizando una pequeña flota de minisubmarinos de alta tecnolgía.

¡Comparte este artículo!