Desde Rusia con amor | Vehículos

Los vehículos más impresionantes aparecidos en la segunda aventura oficial de James Bond

BENTLEY MARK IV

 Por primera y última vez en una película producida por EON, vemos el Bentley Mark IV convertible de James Bond; Diferentes Bentleys se usaron en las películas no oficiales Casino Royale de 1967 y Nunca digas nunca jamás (1983).

El coche carece de cualquier gadget de última tecnología a excepción de un teléfono (algo sorprendente en 1963).

Aunque no vemos a Bond al volante de este clásico vehículo, éste le encuentra un original uso al invitar a Sylvia Trench al asiento de atrás para disfrutar de un poco de "comida". No sabemos exactamente de que se compone el menú, pero uno puede hacerse una clara idea cuando Bond levanta el capó del convertible.

¡Comparte este artículo!