Desde Rusia con amor | Vehículos

Los vehículos más impresionantes aparecidos en la segunda aventura oficial de James Bond

Bentley Mark IV

 Por primera y última vez en una película producida por EON, vemos el Bentley Mark IV convertible de James Bond. Curiosamente, diferentes Bentleys se usaron en las películas no oficiales Casino Royale de 1967 y Nunca digas nunca jamás (1983).

El coche carece de cualquier gadget de última tecnología a excepción de un teléfono (algo sorprendente en 1963).

Aunque no vemos a Bond al volante de este clásico vehículo, éste le encuentra un original uso al invitar a Sylvia Trench al asiento de atrás para disfrutar de un poco de "comida". No sabemos exactamente de qué se compone el menú, pero uno puede hacerse una clara idea cuando Bond levanta el capó del convertible.

 

Orient Express

El legendario Expreso de Oriente (Orient Express) nació para unir París con Constantinopla en 1883, aunque su ruta se veía alterada con frecuencia por los conflictos políticos europeos. Su época de máximo esplendor fueron los años 30 y ya en los sesenta empezó su declive. Tras recortar considerablemente sus líneas, en 2009 efectuó su último viaje, víctima de los trenes de alta velocidad y de los vuelos de bajo coste.

En la película, Bond, Tania y Kermi Bey huyen de Estambul en el Orient Express, pero son seguidos por diversos agentes que conducirán a una de las peleas más míticas de toda la serie.


https://2.bp.blogspot.com/-U17a2V5Nrdg/VmInh24eXQI/AAAAAAAAFX0/YuWieGJrpHE/s1600/Sirkeci%2BStation.jpg

Lanchas Fairey Huntsman 28' y Fairey Huntress 23'

Son los modelos de lanchas que vemos en la persecución final de los miembros de SPECTRE tras Bond y Tania. La Huntsman es la de los villanos, mientras que Bond escapa en una Huntress. Aunque son parecidas, la de Bond es algo más pequeña.

Esta última se conserva en el Museo nacional de barcos de motor de Pitsea, Essex.


https://assets.hemmings.com/blog/wp-content/uploads//2015/11/Fairey_Huntress_FRWL.jpg

 

 

¡Comparte este artículo!