El mañana nunca muere | Gadgets

Los gadgets más sorprendentes aparecidos en la decimooctava aventura oficial de James Bond


TELÉFONO ERICSSON

Aparte de permitir a Bond llamar a mujeres deseosas de su compañía, el móvil Ericsson incluye un increíble número de extras. Tiene un dispositivo que permite escanear huellas dactilares y que Bond utiliza para acceder a la caja fuerte de Carver.

También emite un láser capaz de cortar acero y la antena permite abrir cerraduras.

Lo más importante es que el móvil tiene una alfombrilla que permite a Bond conducir su BMW 750iL por control remoto. El teléfono se abre y muestra una pantalla de televisión de circuito cerrado que permite ver a Bond hacia dónde se dirige el coche, aunque él no lo esté conduciendo. La alfombrilla es táctil, lo cual permite dirigir el coche y un sistema de alerta le advierte educadamente para evitar peligros, tales como misiles de ataque.

Además, el móvil activa un sistema de seguridad de 20.000 voltios que puede utilizarse como arma defensiva (tal y como descubre el desafortunado Dr. Kaufman).

WALTHER P99

Bond consigue una nueva arma en El mañana nunca muere, pero a través de Wai Lin, no de Q. La elegante y mortal arma de 9mm. tiene una capacidad de hasta 16 disparos (nueve más que la tradicional Walther PPK 7.65).

GADGETS DE WAI LIN

Wai Lin puede ser una agente del gobierno comunista, pero cuando se trata de armas de alta tecnología le da un repaso al "capitalista" 007. Cuando Bond visita su aparentemente indescriptible oficina del mercado de Saigón, se sorprende de ver una verdadera Sección Q de gadgets y armas escondidos que incluyen: mapas computerizados que apuntan a cualquier parte del mundo, un lanzallamas escondido en la estatua de un dragón, paredes giratorias que revelan docenas de armas letales presentadas como en un escaparate y un Omega Seamaster de pulsera que también hace las veces de detonador.

Con anterioridad, Wai Lin, vestida con su elegante traje negro de felina, utiliza un dispositivo de muñeca que dispara un gancho con un cable, lo cual le permite escalar las paredes caminando verticalmente sobre ellas.

CODIFICADOR GPS

Este dispositivo ultrasecreto de la CIA envía instrucciones de navegación a satélites los cuales, a su vez, transmiten órdenes a barcos militares. Cuando Henry Gupta le entrega un decodificador robado a Carver, éste consigue la habilidad de desviar un barco de guerra inglés hasta aguas territoriales chinas, lo cual inicia lo que se espera sea el preludio de una guerra nuclear entre China y Inglaterra.

¡Comparte este artículo!