Muere otro día | Promoción y taquilla

Las campañas de marketing, el merchandising y los resultados de taquilla de la vigésima aventura oficial de James Bond

El marketing fue uno de los elementos criticado por algunos fans. En películas Bond anteriores (con la excepción de 007: Al Servicio Secreto de Su Majestad) el actor que interpreta a Bond es sin duda la estrella principal con el resto de actores como secundarios; sin embargo con Muere otro día el papel de chica Bond interpretado por Halle Berry fue elevado al estatus de coprotagonista con Pierce Brosnan, al menos uno de los pósters de la película iguala a Berry y a Brosnan.

A parte del póster oficial, en España se editó el siguiente póster promocional en tamaño DIN A3 animando a reservar entradas para la película.

Además, la cantidad de 'product placement' le costó a la película recibir el sobrenombre de "Compra otro día" por parte de varios medios. Se dice que 20 empresas, entre las que se encuentran Aston Martin, Jaguar, Revlon y Brioni, pagaron 120 millones de dólares para que sus productos aparecieran en la película, una cantidad nada despreciable.

La influencia de las marcas fue tal que se rodaron distintas escenas en las que Bond se afeita en Hong Kong, así, dependiendo del territorio en el que se estrenaba la película se mostraba una u otra.

Una de las apariciones en revistas más curiosas fue la que Bond lee durante el vuelo de la British Airways. Se trata del número real de noviembre de 2002 que la compañía publicó para sus pasajeros. En ella se entrevista al actor en torno su interpretación de Graves e incluye un artículo referente a las películas Bond anteriores y sus más destacados especialistas.

A pesar de las críticas, Muere otro día consiguió los mayores ingresos para una película Bond hasta la fecha sin tener en cuenta la inflación, alcanzando los 456 millones de dólares en todo el mundo.

Este éxito quedó ensombrecido por la reacción en Corea del Sur. Aunque llegó a la quinta posición en el fin de semana de su estreno, los Coreanos se quejaron de la injusta descripción de Corea del Norte y durante la segunda semana salió de la lista de las 10 películas más vistas. Un cine en Seoul sacó la película en respuesta a las protestas, y cines más pequeños que suelen realizar una segunda ronda de visionados no llegaron a exponerla.

¡Comparte este artículo!