Panorama para matar | Vehículos

Los medios de transporte más espectaculares aparecidos en la décimo cuarta aventura oficial de James Bond
 

Rolls Royce de 1962

Sir Godfrey Tibbett, simulando ser el sirviente de 007, es estrangulado por May Day en el antiguo Rolls Royce de 1962 que él y Bond utilizan. Más tarde, Bond es dejado inconsciente dentro del coche, y May Day lo lanza al lago. En una secuencia escrita muy inteligentemente, Bond permanece vivo bajo el agua respirando el aire de una de sus ruedas.


Taxi Renault

 Tras el espectacular salto de May Day en paracaidas desde lo alto de la Torre Eiffel, Bond conduce un taxi para perseguirla en una persecución de alta velocidad a través de las calles de París.

Aunque muy cómica y lejos de tener suspensa (las escenas del taxista persiguiendo a Bond son muy tontas), la secuencia es increible desde el punto de vista técnico, especialmente cuando el coche de Bond sigue funcionando tras ser partido por la mitad.

 

Dirigibles de Zorin

Zorin posee un gigantesco dirigible de helio, que contiene un completo centro de conferencias con un modelo a escala de Silicon Valley, y una versión junior que puede ser escondida en una caravana e hinchada con un simple botón.

La versión grande contiene un dispositivo de mano para pasajeros indeseables: una escalera que se convierte en rampa, asegurando que la víctima realiza una salida fatal (en este caso un hombre que rechaza tomar parte en el Proyecto Hallazgo Principal). Aunque la escena es un remake de la muerte del Sr. Solo de James Bond contra Goldfinger, proporciona un momento muy entretenido.

Más tarde, Zorin obliga a Stacey a subir a la versión pequeña y prepara el escenario en movimiento de la lucha a muerte entre él y 007 en lo alto del Golden Gate Bridge - una secuencia que termina con la explosión del dirigible y su caída sobre la Bahía de San Francisco.

Submarino iceberg

 En la secuencia precréditos, Bond escapa de Siberia en este nuevo submarino camuflado como un iceberg.

Este barco único se completa con todo tipo de lujos, tecnología de diseño y piloto automático que garantiza a Bond un viaje agradable con la bella agente Kimberly Jones.

¡Comparte este artículo!