Quantum of Solace | Top Secret

Las curiosidades y secretos mejor guardados de la vigésimo segunda aventura oficial de James Bond



El título, elegido por Michael G. Wilson pocos días de ser anunciado, está tomado de un relato corto incluido en el recopilatorio Solo para sus ojos de Ian
 Fleming publicado en 1960, aunque Quantum of Solace se publicó por primera vez en el número de Mayo de 1959 de la revista Modern Woman. El título es el único elemento del relato que se utiliza para la película. El relato en español fue traducido como “Una parte de cariño”.

Debido a la censura, algunas escenas fueron eliminadas en la edición para Arabia Saudí, concretamente la aparición de la Agente Fields semidesnuda (con y sin petróleo).

Algunas escenas llegaron a filmarse aunque no pasaron el corte final: Una toma mostrando a Bond disfrutando del final de Tosca y anudándose la pajarita; Un momento en el que la Agente Fields se “siente fatal” cuando Mathis le entrega las entradas a Bond y se da cuenta de lo que han estado haciendo.

La película tenía un final alternativo que también se rodó aunque no fue incluido en la versión definitiva. La escena mostraba el destino final del Sr. White así como la identidad de su superior. Mencionado en la película como uno de los asesores más cercanos al Primer Ministro, Guy Haines es también un miembro senior de la organización 'Quantum'. 007 descubre su presencia en la escena de la ópera en la que Dominic Greene preside un encuentro entre los miembtros de Quantum.  El final consistía en una secuencia de un minuto en la que 007 se presenta a Haines en su casa, preparando la siguiente aventura. La secuencia gunbarrel, por primera vez al final de una película Bond, habría aparecido después de que Bond matara al Sr. White. La escena se rodó el 14 de abril de 2008 en Londres.

Roger Michell rechazó dirigir la película por no tener el guión cuando se lo propusieron. 

Los productores rechazaron una idea del guionista Paul Haggis en la que Vesper Lynd tenía un hijo, porque "Bond es huérfano (…) Una vez encontrara a su hijo no podría simplemente dejarlo”.

Marc Forster pidió a sus amigos y compañeros de profesión los directores Guillermo del Toro y Alfonso Cuarón que aparecieran en la película haciendo un cameo. Cuarón aparece como piloto de helicóptero Boliviano, mientras que del Toro prestó su voz en varias ocasiones. 

Mark Ronson y Amy Winehouse habían grabado una demo para el tema principal de la película, pero Ronson explicó que los problemas legales de Winehouse la dejaban "no preparada para grabar ningún tipo de música" .

¡Comparte este artículo!