Sólo se vive dos veces | Promoción y taquilla

Las campañas de marketing, el merchandising y los resultados de taquilla de la quinta aventura oficial de James Bond

Para asegurarse que la gente supiera que esta sería una película incluso más épica que Operación Trueno, los productores planearon una campaña de anuncios masiva. Sin embargo, se convirtió en la más controvertida, al menos desde el punto de vista de Sean Connery.

Mucho antes de que se entrenara la película, el "teaser" póster ya mostraba escenas de películas previas junto con la representación del dibujo de Sean Connery sujetando un casco espacial. "Este hombre ES James Bond" decía el texto. Los productores - conocedores del lanzamiento casi simultáneo de la parodia de alto presupuesto de Bond Casino Royale de 1967 - intentaban recordar a los fans que este era el verdadero 007 cinematográfico. Sin embargo, la campaña molestó a Connery, en cuanto que su nombre ni siquiera aparecía en dicho póster. Habiendo decidido ya renunciar al papel por miedo al encasillamiento, Connery se resintió del hecho que él y su alter ego de la pantalla eran inseparables. (Finalmente, fue demasiado tarde para modificar los anuncios, pero algunas campañas inglesas modificadas en el último momento decían "Sean Connery ES James Bond"). El departamento de marketing creó no uno sinó tres magnificos diseños de póster realizados por Frank McCarthy y Robert McGinnis - todos convertidos en piezas buscadas por coleccionistas. Lois Maxwell fue enviada a un tour de ciudad de 17 horas en Estados Unidos y fue invitada de honor en la Expo 67 de Canadá.

En España se distribuyó la habitual Guía para exhibidores que podéis descargar aquí, con datos de la película, anuncios para la radio, frases publicitarias y clichés de prensa.

El merchandising incluyó una serie de diapositivas vendidas junto a paquetes de chicles que permitían al comprador adquirir un pequeño visor vía correo ordinario. La banda sonora fue parte de la masiva campaña promocional en Inglaterra incluyendo modelos de tamaño real de Connery para los escaparates de las tiendas. Airfix, uno de los más prolíficos productores de kits de construcción de la época, crearon lo que es probablemente el modelo más detallado de la Pequeña Nellie. Tal fue su popularidad en el mercado de coleccionistas (con kits originales por un precio superior a las 300 libras) que Airfix reeditó este kit en 1996. Además, Airfix produjo un modelo del Toyota 2000 GT a escala 1:24, tal y como hizo Doyusha de Japón casi treinta años más tarde. Continuando con su relación con el mercado de Bond, Corgi Toys de Inglaterra lanzó una magnífica réplica del Toyota 2000 GT. Complementado con figuras pintadas a mano de Bond y Aki, el coche incorporaba una opción no vista en la película: un lanza cohetes en el maletero. Una de las piezas más raras del merchandising de Sólo se vive dos veces es la guarida del volcán de SPECTRA para niños. Vendido únicamente en Francia, el juguete se encuentra entre los más caros y buscados de todos los colecionables de Bond.

Durante algún tiempo, la distribuidora CB Films incluyó para la promoción de sus "ases" un símil de naipe con las mejores películas de cada año entre las que estaba Sólo se vive dos veces.

Active ImageActive Image

Con un presupuesto de 9,5 millones de dólares, el coste de llevar Sólo se vive dos veces a la pantalla superó en 3 millones al de Operación Trueno. Las razones son obvias. La película cumplió con la promesa de los productores de reflejar en la pantalla cada céntimo gastado en ella. Realmente se ve como una película épica, con espectaculares escenarios y exóticos lugares del este.

Aún así, Sólo se vive dos veces tuvo que enfrentarse con un rival de Bond espectacular, la sátira de 007 de alto presupuesto de Columbia Casino Royale (la única novela de Fleming de la que Broccoli y Saltzman no tenían los derechos). El productor de la película, Charles K Feldman, asumió que no podía competir con EON haciendo una película "seria" de Bond, así que optó por una parodia llena de estrellas que costó más de 12 millones de dólares. Broccoli y Saltzman eran muy conscientes que la película rival de 007 podría confundir a la audiencia, especialmente por el hecho que ambas estarían en cartel a la vez.

En efecto hay evidencias que los temores de los productores estaban fundados, ya que los beneficios de taquilla de Sólo se vive dos veces fueron significativamente menores que los de Operación Trueno en Estados Unidos, 68,5 millones de dólares frente a 77,6 millones de dólares. Los beneficios a nivel mundial fueron de 111,6 millones de dólares comparados con los 141,2 millones de la película anterior. Aún así, Sólo se vive dos veces fue conmsiderado un enorme éxito bajo cualquier punto de vista, un logro destacable considerando que desde el lanzamiento de Operación Trueno, la espíamanía había disminuido empezando a remitir. Pese a todo, Bond sobrevivió sus rivales de pantalla y continuó prosperando. Sin embargo, la renuncia de Sean Connery como 007 dejó a muchos preguntándose si el personaje podría ser capaz de vivir realmente dos veces con otra estrella en el papel.

¡Comparte este artículo!