Es obvio que si comparamos a Batman con James Bond encontraremos un buen número de similitudes: ambos defienden el bien, ambos son huérfanos, ambos conducen coches memorables, ambos utilizan su propia arma particular y ambos son grandes seductores.

Sin embargo, hoy nos preguntamos si Joker podría ser un posible villano Bond.

La respuesta parece obvia si pensamos en los Jokers que han aparecido en pantalla hasta el momento: no. Si bien sus excentricidades podrían considerarse un rasgo habitual en los villanos de 007, en el caso de los Jokers que hemos ido conociendo a lo largo de los últimos 30 años, desde el interpretado por Jack Nicholson en el Batman (1989) de Michael Keaton hasta el Joker de Jared Leto de Escuadrón Suicida (2016), éstas están tan llevadas al límite y son tan grotescas que se apartan demasiado de la realidad como para ser consideradas plausibles dentro del mundo realista de James Bond. A pesar de que en su momento se quisiera comparar la interpretación de Javier Bardem como Silva con el Joker de Heath Ledger.

Sin embargo, la respuesta no parece tan obvia con la nueva versión de Joker interpretado por Joaquin Phoenix bajo la dirección de Todd Phillips ya que se trata de un mundo mucho más cercano a la realidad. En Joker el humilde payaso Arthur Fleck aspira a convertirse en un reconocido cómico, sin embargo la sociedad y las circunstancias le llevarán a convertirse en alguien que desea establecer la anarquía en contra del sistema establecido. ¿Y no es eso, precisamente, lo que muchos villanos Bond ansían? ¿Acaso el Dr. No, Stromberg o Blofeld no desean el enfrentamiento de las superpotencias para derrocar el sistema actual y poder así su propio orden mundial?.

Pero la película de Joker también podría guardar cierto paralelismo con Casino Royale (2006) al considerarse un reboot de sus respectivos protagonistas. Si en Casino Royale la película llevaba a James Bond a recorrer un camino que terminaba explicando los origenes de 007 con una sobervia interpretación de Daniel Craig, en Joker vemos como el débil Arthur Fleck se va convirtiendo lentamente en el ¿malvado? Joker con una hipnótica y excepcional interpretación de Joaquin Phoenix.

Los productores de James Bond podrían tomar buena nota de este Joker y plantearse la posibilidad de incluirlo como nuevo villano para Bond, o bien ampliar el universo Bond creando uno o varios spin offs que explicaran los orígenes de villanos tan emblemáticos como Blofeld o Scaramanga con la maestría con la que Todd Phillips explica el origen de Joker.