La producción de una película no Bond podría demorar el estreno de Bond 23

Ayer el productor Michael G. Wilson habló para el Yorkshire Post sobre el legado de 007, su papel en la serie y sobre la 23ª película Bond. 

Hablando del carisma del personaje, Wilson dijo “Existen muchos otros personajes como Tarzan, Superman y Batman que se han reinventado a lo largo de los años, pero en cuanto a entidad productora, entonces sí, James Bond es único. Pero ya sabes, nunca nos hemos sentado y hemos dicho ‘ya está hecho’, esto continuará y continuará. Ni siquiera pienso en ello”. 

“Cada vez que elegimos un nuevo actor para interpretar a Bond, el personaje se reinventa. Tiene que ver con marcar el territorio. Todos son actores destacados apropiados según el momento y lugar y su interpretación inevitablemente lleva a la pelícla hacia una dirección distinta”.

“Roger Moore fue un cambio respecto Sean Connery y Timothy Dalton respecto Roger. Al elegir a Pierce Brosnan teníamos la intención de volver a la visión original y eso no le gustó a todo el mundo. Puede ser un personaje ficticio, pero 007 se ha convertido en un asunto de dominio público y a la gente no le gusta que se metan con su visión de lo que debería ser Bond. Me solidarizo con ellos. Son nuestro público y no queremos que se vayan”.

“Daniel Craig era un desconocido para el  papel y creo que la gente no podía visualizar como iba a interpretarlo. Dejó mudos a los críticos con su actuación y ahora muchos piensan que es uno de los mejores, sinó el mejor Bond”.

Tras preguntarle por su película Bond favorita Wilson responde: “Tengo una favorita para cada actor que ha interpretado a 007. Sean Connery estableció las bases del género de espías en Desde Rusia con amor y James Bond contra Goldfinger. George Lazenby sólo hizo una, pero 007: Al Servicio Secreto de Su Majestad es la mejor novela de Ian Fleming. La espía que me amó de Roger Moore es la primera en la que trabajé de pleno y creo que en ella aparece en su mejor momento. Luego 007: Alta tensión y Goldeneye serían las mejores para Timothy Dalton y Pierce Brosnan respectivamente. Daniel aún debe completar su periodo como Bond pero Casino Royale es mi favorita de lejos.

Wilson empezó a trabajar en la franquicia en 1972 cuando se unió al departamento legal de EON Productions convirtiéndose en un ayudante de confianza de su padrasto Albert R. Broccoli. Posteriormente colaboró con Richard Maibam en la elaboración de cinco guiones desde Sólo para sus ojos hasta Licencia para matar. A partir de Goldeneye pasó a coproducir la serie con su hermanastra Barbara Broccoli.

“No puedes escribir durante toda la vida y pensé que podría utilizar mi tiempo mejor en otras cosas (…) Es imposible encontrar a alguien que puede hacerse cargo del guión individualmente, así que tenemos un equipo de guionistas a los que Barbara y yo supervisamos”.

En cuanto a Bond 23, Wilson comenta: “Por ahora la tercera película de Daniel Craig no es ni un pequeño destello. El rodaje casi seguido de Casino Royale y Quantum of Solace nos tomó mucho tiempo y energía y por el momento todos estamos recargando baterías.

Pocos días antes de esas declaraciones, se hacía público que Michael G. Wilson y Barbara Broccoli dirigirán la segunda película no Bond producida por EON Productions (la primera fue “Chitty Chitty Bang Bang”) junto con Sony Pictures.

Se trata de Remote Control (Control Remoto), una novela de Mark Burnell cuyos derechos ha adquirido Sony Pictures. Doug Bekgrad y Matt Tolmach, presidentes de la Columbia Pictures fueron los encargados de anunciar la noticia. Ileen Maisel se unirá a los productores y Burnell adaptará su propia novela para convertirla en un guión.

En Remote Control, un corresponsal de guerra convertido en analista para la inteligencia corporativa Británica se ve inmerso en una conspiración de varias corporaciones del Oeste pra desestabilizar la economía China. Siguiendo la pista hasta los Estados Unidos, descubre que su antiguo amor también es perseguida. Juntos, intentan desvelar el secreto de la conspiración mientras intentan permanecer con vida.

En conclusión, entre la “recarga de baterías” que comentaba Wilson y la producción de Remote Control, parece ser que las apuestas que apuntan al 2011 como fecha de estreno de Bond 23 tienen, por ahora, más números para ganar.

Sigue visitando Archivo 007 para conocer las últimas novedades sobre Bond 23.

Comentar esta noticia