Las curiosidades y los secretos mejor guardados de la parodia protagonizada por David Niven, Peter Sellers y Woody Allen

La curiosidad más conocida de la película es, sin duda, cómo se desarrollaron las escenas rodadas por Peter Sellers y su relación con Orson Welles. Supuestamente, Sellers se sentía intimidado por Welles hasta el punto de que, excepto por un par de tomas, no coincidieron nunca en el estudio de rodaje. Otras versiones dicen que Sellers se sentía indignado con Welles porque cuando la Princesa Margaret (conocida de Sellers) visitó el plató, no le hizo mucho caso y fue directamente a saludar a Welles. Según el director Val Guest, a Welles no le importaba mucho Sellers, y había rechazado trabajar “con ese amateur”. Welles también insistió en realizar trucos de magia como Le Chiffre y el director se vio obligado a acceder.

La película The Life and Death of Peter Sellers (Llámame Peter, Stephen Hopkins, 2004), basada en la biografía del actor escrita por Roger Lewis, sugiere que Sellers aceptó el papel de Bond en serio, y se enfadó por el hecho de que Casino Royale de 1967 fuera a convertirse en una comedia. Según parece, Sellers habría seguido reescribiendo e improvisando escenas por su cuenta para realizar una interpretación más seria. Esto encaja con la observación de que las únicas partes de la película parecidas al libro son las que interpretan Sellers y Welles.

En la citada película se muestra el rodaje de una secuencia de Casino Royale que no se corresponde con ninguna real. Ursula Andress es interpretada por Heidi Klum, y el director “Joe” (es decir, Joseph McGrath) por Alan Williams. David Niven, en secuencias relacionadas con La Pantera Rosa, es interpretado por Nigel Havers.

Al final, Sellers abandonó la película antes de completar todas sus escenas, motivo por el que Tremble es capturado tan de repente en la película. El problemático actor desaparecía del rodaje durante días retrasando considerablemente el calendario. Según el libro “The Making of Casino Royale (1967)” (Michael Richardson, 2015), el contrato de Sellers establecía que si se superaba la fecha prevista para el fin del rodaje el actor se comprometía a completar la filmación, pero cobrando el salario de una semana por día. Cuando pasó esta fecha, Sellers apareció para completar sus escenas, pero dejando claro que quería recibir el alto salario establecido. El productor Feldman rehusó, puesto que si Sellers no hubiera desaparecido tanto tiempo, el rodaje se habría terminado a tiempo. Sellers se marchó del estudio y consiguió que un médico le diagnosticara agotamiento, enviando un mensaje a Feldman diciéndole que regresaría la semana siguiente. El enfadado productor consultó si con el material ya rodado se podía montar la película y le confirmaron que a pesar de la falta de varias escenas, así era. Feldman respondió a Sellers que sus servicios ya no eran necesarios.

Resultado de imagen de The Making of Casino Royale (1967)

Woody Allen también acabó harto del rodaje. Tanto es así que tras rodar su última escena abandonó el plató sin ni siquiera quitarse su ropa de Jimmy Bond y se dirigió directamente al aeropuerto de Heathrow para regresar a Nueva York.

La película, caótica de por sí debido a las distintas partes creadas y rodadas por separado, sufrió innumerables tijeretazos en posproducción. Para dar algo de coherencia, se enmarcó la película en un inicio y un final protagonizado por David Niven. Val Guest, encargado de dar un hilo argumental a todas las partes, confesó haber utilizado para una versión inicial de la película una imagen de cartón con Sellers para las escenas finales. En versiones posteriores, se cambió esta imagen por una de Sellers con el típico traje escocés.

Casino Royale de 1967 es la película con más actores por metro de celuloide que también han participado en la serie oficial. A saber (sin contar extras y especialistas):

  • Ursula Andress como Honey Rider en Agente 007 contra el Dr. No
  • Peter Burton como el mayor Boothroyd en Agente 007 contra el Dr. No y un oficial de la RAF en coche en Operación Trueno
  • Vladek Sheybal como Kronsteen en Desde Rusia con amor
  • Andre Charisse como el conserje del hotel en Desde Rusia con amor
  • Burt Kwouk como Sr. Ling en James Bond contra Goldfinger y como Número 3 de SPECTRA en Solo se vive dos veces
  • Maggie Wright como la líder de la escuadrilla Champagne en James Bond contra Goldfinger
  • Jeanne Roland como masajista en Sólo se vive dos veces
  • Robert Lee como segundo agente chino en Sólo se vive dos veces
  • Angela Scoular como Ruby Bartlett en 007: Al servicio secreto de Su Majestad
  • Joseph Furst como el doctor Metz en Diamantes para la eternidad
  • Caroline Munro como Naomi en La espía que me amó
  • Milton Reid como Guarda en Agente 007 contra el Dr. No y Sandor en La espía que me amó
  • John Hollis como Enemigo en silla de ruedas en Solo para sus ojos
  • John Wells como Denis Thatcher en Solo para sus ojos

La serie Star Trek: Espacio Profundo Nueve, en su episodio “Our Man Bashir” (Nuestro hombre Bashir), realiza claras referencias a la película, como una partida de bacarrá como eje central y un enemigo llamado Dr. Noah.

El recurso de nombrar a varios agentes con el mismo nombre “James Bond”, ya estaba en algunos guiones cuando se pretendía una adaptación seria de la novela.

Supuestamente, la película iba a iniciarse con la clásica secuencia del gunbarrel, cambiando el sonido del disparo por el de una botella de champán descorchada, pero se habría descartado por la similitud que hubiese tenido con el gunbarrel original.

Una de las guardianas del Dr. Noah es Caroline Munro, quien más adelante en La espía que me amó nos deslumbraría en el papel de Naomí. Aunque es un papel de extra, no era una desconocida, pues a pesar de su juventud ya era una cotizada modelo.
 
David Niven era un conocido mujeriego, y lo demostró en la secuencia en la que la agente Mimí “muere” en sus brazos. Estropeaba la escena a propósito para seguir besando a Deborah Kerr, hasta que el director se enfadó, y ya entonces lo hizo bien.

Cuando Bond, Mata-Bond, Cooper y The Detainer escapan en el ascensor, esta última se separa de ellos y no entra al casino. La actriz Daliah Lavi no podía participar en el retrasado rodaje de la pelea en el casino, pues ya estaba comprometida para participar en otra película.

El abandono de Sellers obligó a dejar inconclusas varias escenas. Inicialmente M (John Huston) no moría sino que después aparecía capturado en el castillo y era rescatado. En la imagen que acompaña al crédito inicial de John Huston puede vérsele encadenado en esa secuencia no incluida en el montaje final.

También se rodaron imágenes de Peter Sellers trabajando como croupier en el Buckingham Club.

Le Chiffre, interpretado por Orson Welles, realiza actos de ilusionismo en la película. Welles era realmente un gran ilusionista, y entretuvo al equipo de rodaje haciendo trucos de magia mientras esperaban que Peter Sellers se dignara aparecer.

Peter Sellers era conocido por haber interpretado varios papeles diferentes en una sola película. En esta personifica a tres figuras históricas: los dictadores Adolf Hitler y Napoleon Bonaparte, y el pintor Tolouse-Lautrec. Este último disfraz lo repitió en La venganza de la pantera rosa.

Polo (Ronnie Corbett) menciona a Peter Lorre en la escuela de espías. Lorre fue Le Chiffre en la versión de Casino Royale de 1954 en el programa Climax!

Cuando Tremble es capturado por Le Chifre puede verse en su asiento un atizador de alfombras. Ese instrumento es utilizado en la novela para la tortura de Bond.

Mucho metraje fue cortado en el montaje final, despareciendo actuaciones como la de Ian Hendry (actor inglés que apareció en la primera temporada de Los Vengadores), haciendo de cadáver de un agente en el piso de Vesper y la de Geraldine Chaplin haciendo de Keystone Cop.

Muchos extras realizaron varios papeles en la película. Citaremos dos ejemplos. Maxwell Craig hizo de capitán del pelotón de fusilamiento, guardia en la frontera alemana, policía y hombre en el Buckingham Club. Fiona Lewis es una de las chicas en el gimnasio, en el lavadero de coches y en el casino.

John Bluthal aparece acreditado como portero del casino y hombre del MI5. También es un hombre en el aeropuerto. Se pretendía que apareciera en otros varios papelitos a lo largo de la película, pero Peter Sellers se obsesionó en que conspiraba contra él y consiguió que lo despidieran.

Yootha Joyce, la inolvidable señora Roper, aparece en fotos promocionales con las chicas del lavadero de coches, pero no se la ve en esa secuencia.

Stirling Moss, cuatro veces campeón de Fórmula 1, hace un cameo como chófer que persigue corriendo a un coche.

kW3BeVo.jpg

Jean-Paul Belmondo hace un cameo porque era la pareja de Ursula Andress en ese momento.

Los gaiteros en la alucinación de Evelyn Tremble son la Banda de Gaiteros de la Policía de Edimburgo.

La aparición de Peter O’Toole en esta secuencia se improvisió cuando O’Toole visitó a su amigo Peter Sellers en el plató de Shepperton. Se acordó pagarle una caja de champagne, pero al final lamentó haber participado. La alusión a Richard Burton se relaciona con un cameo de este actor junto a Peter O’Toole en ¿Qué tal Pussycat?.

El monstruo de Frankenstein es interpretado por David Prowse, quien alcanzaría fama mundial como Darth Vader en Star Wars. Afirmaba haber estado cerca de conseguir el papel de Tiburón.

iAkhdoE.png

Se puede ver alguna alusión directa a la serie de Eon. En la pelea final aparecen tres chicas pintadas de oro. También David Niven y Barbara Bouchet rodaron una secuencia, finalmente eliminada, con trajes de buceo y animales en la cabeza.