Las campañas de marketing, el merchandising y los resultados de taquilla de la duodécima aventura de James Bond

Roger Moore ya había terminado su contrato, por lo cual ahora las películas tenían que negociarse una a una con el actor, y Moore afirmó en diversos lugares que ya no quería ser James Bond.

Aún sin confirmar quién sería 007 los demás papeles principales (Melina, Colombo) fueron asignados, así como la dirección a John Glen.

 

Finalmente, Moore accedió a regresar gracias a un salario considerable.

El estreno de la película en el cine Odeon contó con la tradicional presencia de la familia real británica. La prensa destacó la figura de la princesa Diana.

Por cierto que la actriz Cassandra Harris (Lisl von Schlaf) acudió al estreno acompañada de su joven marido, el irlandés Pierce Brosnan.

Al estilo de los teaser póster a los que estamos habituados, antes de finalizar la produccción de Solo para sus ojos en España se lanzaron fotocromos como el que reproducimos a continuación para despertar el apetito a los fans. El dorso simula una tarjeta de bingo, que por entonces estaba de moda.


Cara


Dorso

‘Nadie se acerca a James Bond, 007’ rezaba el provocativo póster de cine para la película, creado por la mano del diseñador gráfico neoyorkino William Gold.

Aunque el póster americano muestra sólo las piernas de mujer con la ballesta y a 007 al fondo, en Inglaterra el póster se rodeó por un montaje de escenas de la película, que aprovecharon la mayoría de países excepto Japón, que utilizó ilustraciones al estilo japonés.

https://posteritati.com/posters/000/000/001/122/for-your-eyes-only-md-web.jpg
En Estados Unidos, sin embargo, la publicidad fue mucho más controvertida porque la fotografía utilizada mostraba la parte trasera de la modelo. Aunque llevaba un bikini, el diseñador del póster optó por doblarlo, haciéndolo mucho más pequeño. El resultado fue una campaña de publicidad impactante que volvió loca a la prensa. Así, varios periódicos conservadores objetaron que la publicidad era demasiado sexual (uno incluso pintó unos shorts encima del bikini). Todo esto ayudó por supuesto a asegurar una buena recaudación en taquilla.

Paquistán y Brasil utilizaron dos versiones extremas del póster, en la versión paquistaní (arriba), ampliando la ropa y, en la versión brasileña (abajo), reduciéndola considerablemente.

Casi todas las modelos declararon ser la poseedora de las bellas piernas fotografiadas por Morgan Kane, aunque sólo tres tenían parte de razón, de las cuales una es la dueña real. Nancy Stafford, ex Miss Florida, fue la primera en ser fotografiada en octubre de 1980, aunque sólo para la versión conceptual de prueba. Jane Summer también fue fotografiada, esta vez para la versión definitiva, aunque el fotógrafo sólo utilizó su brazo, ya que sujetaba la ballesta que precisamente se necesitaba. Finalmente, Joyce Bartle, modelo de muchas campañas, es la verdadera dueña de las piernas que no se retocaron lo mas mínimo. Kane confirmó que eran de ella, al igual que explicó que le pidieron que se retirara un poco el bañador ya que al principio le cubría demasiado.

Roger Moore promocionó la película concediendo entrevistas donde mostraba su personal sentido del humor.

Los anuncios en la prensa española se limitaron a la reproducción del poster sin más modificaciones. Una lástima, ya que como se ve más arriba, había ingenio para hacer una campaña más interesante. Al menos Roger Moore se acercó a nuestro país para promocionar el film, así como algunas chicas-Bond.

 

 

 

Como promoción se ofrecieron tres Citroën 2CV entre los espectadores de la película que con cada entrada recibían un boleto, sorteados el 22 de diciembre de 1981.

Hubo un notorio número de licencias para realizar merchandising. Corgi lanzó una versión pequeña y otra grande del Citroën 2 CV. Crescent fabricó una pistola de juguete. En Inglaterra un folleto de recuerdo incluía escenas de la película. Otros objetos incluían una revista con un póster de la película, una adaptación a los cómics Marvel, un anuario para niños ingleses, una serie de pistolas de juguete de Coibel, cuatro póster promocionales vendidos en tiendas, una figura de 007 en resina japonesa y una línea de relojes de Zeon. El reloj de pulsera de cromo tenía el logo de la película y le sonaba el tema de Bond, el Príncipe Charles se presentó con una versión de oro y plata en la premiere.

Cualquier temor de que las audiencias no respondieran a una película Bond que no tenía alta tecnología se disiparon rápidamente gracias a los ingresos de taquilla iniciales. Aunque los beneficios en Estados Unidos alcanzaron los 52 millones de dólares (11 menos que Moonraker), los 195 millones de dólares recaudados internacionalmente aseguraron que Solo para sus ojos fuese clasificada como un gran éxito.

 

Estas son algunas críticas de la época:

El Comercio (Gijon), 19 de septiembre de 1981.

Mundo Deportivo (Barcelona), 3 de octubre de 1981.

Diario de Gerona, 17 de septiembre de 1981.

La Prensa Alcarreña Nº65, 5 de enero de 1982.

ABC Sevilla, 22 de septiembre de 1981.

Resvista El Socialista, 23 de septiembre de 1981.

Fuera de los circuitos comerciales, también se proyectó en cine-clubes.

En los años 80 se produjo la expansión de los sistemas de video caseros. Era habitual en las tiendas de electrodomésticos tener alguna televisión reproduciendo incesantemente cintas de video promocionales, que mostraban secuencias de películas recientes para animar a la compra de aparatos y cintas. Una de esas escenas era la pre-créditos de Sólo para sus ojos.

Esta película se proyectó por primera vez en una televisión española por Canal + (canal plus), sólo para abonados, el 25 de abril de 1993. Los críticos televisivos destacan su espectacularidad y a Carole Bouquet, si bien no la cuentan entre sus favoritas.