Notas de producción con la ficha técnica, el reparto, los antecedentes y la sinopsis de la quinta aventura oficial de James Bond

 

Ficha Técnica
Reparto
Origen
Gran Bretaña
James Bond
Sean Connery
Rodaje
1967
Aki
Akiko Wakabayashi
Duración
116 Min
Ernst Stavro Blofeld
Donald Pleasence
Modo
Technicolor
Kissy Suzuki 
Mie Hama 
Formato
2:35 Panavision
M
Bernard Lee
Sonido
Mono
Tigre Tanaka 
Tetsuro Tamba 
Producción
Eon
Danjaq Production
Osato
Teru Shimada 
Guion

Roald Dahl

Helga Brandt
Karin Dor 
Harold Jack Bloom 
Midnight
Bill Nagy 
Realizador
Lewis Gilbert 
Moneypenny
Lois Maxwell
Director Foto
Freddie Young 
Henderson 
Charles Gray 
Ef. especiales
John Stears
Presidente EEUU
Alexander Knox 
Especialista
Bob Simmons
SPECTRA Nº3
Burt Kwouk 
Montaje
Peter Hunt 
SPECTRA Nº4
Michael Show 
Música
John Barry
Masajista
Jeanne Roland 
Tema
Nancy Sinatra 
Q
Desmond Llewelyn 
Vestuario
Eileen Sullivan 
Ling
Tsai Chin 
Ficha Técnica
Maurice Binder
Hans
Ronald Rich 
Asesino de Aki
David Toguri 

 

Antecedentes

Con la altamente tecnológica y llena de gadgets Operación Trueno barriendo récords de taquilla en todo el mundo, Broccoli y Saltzman tenían todos los motivos para seguir una estrategia similar a la hora de planear la siguiente producción de 007: Solo se vive dos veces. Originariamente, 007: Al Servicio Secreto de Su Majestad había sido programada para seguir a Operación Trueno, pero se tomó la decisión de retrasar esa película y llevar a Bond al Lejano Oriente en la adaptación cinematográfica de la penúltima novela larga de Ian Fleming.

Por primera vez, sin embargo, se ignoró casi todo elemento de la novela de Fleming sustituyéndose por un guion original del notorio escritor Roald Dahl. El guion de Dahl mantuvo sólo dos aspectos del libro: la localización japonesa y el conflicto Bond/Blofeld. En vez de la aventura de Fleming situada en el castillo del jefe de SPECTRA y el “Jardín de Muerte”, Dahl creó una aventura espacial completa con naves-cohete, caros efectos especiales y decorados de acción a gran escala.

Solo se vive dos veces ha sido criticada por llevar la confianza en los gadgets al extremo. Como en Operación Trueno, el personaje de James Bond no es tanto de carne y hueso convirtiéndose en un catalizador de crecientes acontecimientos extraordinarios. En cualquier caso, Solo se vive dos veces es una película realmente espectacular con escenarios de Ken Adam descritos por un crítico como válidos para exibir en una Exposición Mundial. En efecto, el magnífico escenario del volcán de Adam es uno de los mayores logros del cine en diseño de producción. Igualmente impresionante es la espléndida fotografía del director de fotografía ganador del Óscar, Freddie Young, la exuberante música de John Barry y una de las mejores ediciones de la serie (aunque en los créditos aparece Thelma Connell, Peter Hunt – ahora director de segunda unidad – hizo un gran trabajo de edición no acreditado a petición de los productores). Lewis Gilbert, recientemente aclamado por su trabajo en Alfie, la dirigió y continuaría dirigiendo dos aventuras más de 007.

Desde el punto de vista de la interpretación, Sean Connery aparece relativamente desinteresado en los procedimientos, quizás debido a sus bien publicitadas quejas sobre su frustación con los cada vez más largos programas de producción de las películas Bond y el fanatismo de la prensa internacional: un Connery furioso se quejó de que los periodistas lo seguían hasta los lavabos para entrevistarlo. Para cuando se terminó la producción, Connery anunció públicamente que Solo se vive dos veces sería su última aparición como James Bond.

La misión

Naves espaciales americanas y soviéticas están desapareciendo misteriosamente y ambas naciones se culpan la una a la otra. Sabedor de que el próximo incidente provocará una guerra nuclear, M envía a James Bond a Japón, donde sospecha que una tercera fuerza puede estar orquestando el conflicto. Tras llegar a Tokyo, 007 se une al jefe del Servicio Secreto japonés, Tiger Tanaka, y una de sus mejores agentes, la bonita Aki. Bond descubre evidencias de que SPECTRA está provocando la fricción entre Este y Oeste.

Se caracteriza como un japonés y se entrena en la escuela de ninjas de Tanaka. Cuando Aki es asesinada en acto de servicio, se le asigna a Bond el contraer ‘matrimonio’ con otra agente, Kissy Suzuki, y los dos conviven en un remoto pueblo pesquero. Ellos descubren que SPECTRA lanza cohetes que capturan las naves americanas y soviéticas, llevándolas a una magnífica guarida dentro de un volcán inactivo.

Bond se infiltra en el volcán y conoce cara a cara al jefe de SPECTRA: Ernst Stavro Blofeld, quien le informa de que acaba de lanzar un cohete con la esperanza de causar la Tercera Guerra Mundial de la que emergerá como líder de la civilización superviviente. Con sólo unos minutos para el Armageddon, Bond y sus aliados lanzan un ataque al volcán y, en una espectacular batalla, acaban con la amenaza nuclear. Aunque Blofeld escapa, Bond ha salvado al mundo de un holocausto atómico.