Las campañas de marketing, el merchandising y los resultados de taquilla de la séptima aventura oficial de James Bond

‘¡Ha vuelto!’ gritaba el tráiler de Diamantes para la eternidad y, en efecto, ‘él’ no necesitaba presentación.

Nadie esperaba el regreso de Connery al papel con el cual todavía se le identificaba, así que fue todo un notición.

La presencia de Sean Connery en la séptima aventura de Bond era el punto de venta principal, aunque los anuncios y pósters eran relativamente parcos sobre el hecho de que Connery hubiera estado ausente durante cuatro años. Un espectacular dibujo en el que aparecía Bond en medio de muchos elementos de la película se utilizó internacionalmente, aunque en España las bellezas escasamente vestidas que le acompañaban tuvieron ropa añadida para suavizar el erotismo.

En el póster original, la mujer pelirroja de la derecha sujeta en su mano un puñado de diamantes a la altura de las “joyas de la corona” de Bond. Semejante insinuación no se pudo apreciar ni en España ni en Italia. En el póster español, la chica tiene su brazo más doblado y su mano queda sobre el pecho de 007. Además, está censurado pues a las dos chicas se les ha añadido más ropa. En el póster italiano, la mujer no sólo tiene su brazo más extendido, sino que las figuras están desplazadas, quedando la mano a la altura de la rodilla de James. Cuando la película se pudo estrenar en Yugoslavia no se usó el cartel original, sino la versión italiana.

Active Image Active Image Active Image

Los anuncios en prensa tomaron como base la imagen del poster, apareciendo bien en formato fotográfico, bien en dibujo del habitual Macario Gómez (Mac). El ridículo de la cesnsura se mostró en que en algunos casos las muchachas aparecieron sin ninguna censura, con los bikinis originales, mientras que en otros lucieron una tercera vestimenta que incluía camisetas de tirantes y pantalones cortos.

 

Hubo algún anuncio que recurrió a diseños utlizados en otras películas.

 

Como siempre, no faltó la guía para exhibidores, correspondiente al estreno de 1971, que podéis descargar haciendo clic aquí, y que incluye datos de la película, anuncios para prensa y radio y declaraciones de Sean Connery.

Aunque la película se estrenó en Londres en el Odeon Leicester Square en diciembre de 1971, una gala extra de presentación a la que asistió Sean Connery tuvo lugar en Edimburgo el 14 de enero de 1972. Un folleto especial con un mensaje personal de Connery anunciando que todos los beneficios se destinarían a su Scottish International Educational Trust es un objeto muy valorado entre los coleccionistas de hoy.

Sorprendentemente poco material de merchandising apareció aparte de la banda sonora y un libro de la película. En Inglaterra, Corgi Toys produjo réplicas del coche lunar y del Ford Mustang Mach 1. En Inglaterra y Japón había un folleto de souvenir, pero increíblemente no hubo merchandising para el mercado americano.

Diamantes para la eternidad se benefició de críticas generalmente entusiastas y la expectación de la audiencia por ver a Connery de nuevo como 007. Los productores estaban muy nerviosos poco antes del estreno de la película, ya que muchas fuentes internas de la industria predijeron que el fenómeno Bond estaba acabado. La recaudación del fin de semana en el que se estrenó demostró que estaban equivocados. Diamantes para la eternidad consiguió las mayores ganancias en siete días de la historia del cine inglés, y los mejores tres días de estreno en la historia de los Estados Unidos. Finalmente, la película conseguiría unos beneficios muy respetables de 116 millones de dólares, demostrando que las atractivas taquillas de las películas de Bond – como los diamantes – son para la eternidad.

Estas son algunas de las críticas en la prensa de la época:

Hola del Lunes de La Coruña, 21 de febrero de 1972.

El Comercio (Gijón), 31 de diciembre de 1971.

Voluntad (Gijón), 31 de diciembre de 1971.

El Correo Vasco (San Sebastián), 4 de febrero de 1972.

La Voz de España (San Sebastián), 5 de febrero de 1972.

La Vanguardia Española (Barcelona), 22 de diciembre de 1971.

Diario Español (Tarragona), 15 de octubre de 1972.

Diario de Lérida, 23 de enero de 1972.

Diario de Gerona, 20 de febrero de 1972.

ABC (Madrid), 28 de diciembre de 1971.

La Estafeta Literaria, 15 de enero de 1972.

Valle de Elda (Alicante), 14 de octubre de 1972.

Línea (Murcia), 29 de diciembre de 1971.

ABC (Sevilla), 22 de octubre de 1971.

Eco de Canarias, 27 de junio de 1972.

Diamantes para la eternidad se estrenó en televisión en el canal Tele5 el 2 de octubre de 1991. Aunque no sea de las más valoradas los críticos televisivisos destacan que es un film entretenido y sobre todo el regreso de Connery como el auténtico 007.